5 razones por las que animar a tus hijos a tocar la guitarra

Image for post
Image for post

En el 2003 estaba haciendo 4º de ESO en Pamplona(haced cálculos y hallaréis mi edad). Llevaba todo un año en el que durante los recreos del colegio, no hacía otra cosa que jugar al mus. Todos mis amigos de clase jugaban…así que yo también. Llegó un momento que, escuchar las palabras “chiquita”, “envido”, “pares”, “órdago” me dejó apático. Llegué a aborrecer este juego de cartas. Hablando con un buen amigo que se ha convertido en artista (Pablo Antón. Puedes ver sus obras de arte en paulantons.com), nos animamos mutuamente a tomar clases de guitarra extraescolares como alternativa al dichoso juego.

Os voy a explicar qué supone tocar la guitarra y 5 razones por las qué animaría a mis hijos a comenzar a tocarla.

  1. Mejoras en autoexigencia

Empezar clases de guitarra requiere autodisciplina. No siempre te apetece ir a clase o hacer la tarea que te ha mandado el profesor para la próxima lección. Además, si quieres mejorar, tienes que dedicar tiempo todos o casi todos los días. Mi primer profesor de guitarra me aconsejó 10 minutos al día. Con ese ridículo tiempo mejoré una barbaridad. Esta autoexigencia influirá positivamente en las notas de tu hijo en el colegio. Será capaz de atender en clase aunque no le emocione lo que esté dando. Será capaz de ponerse a estudiar a la hora que hayáis pactado. No se levantará tanto de la silla cuando esté haciendo las tareas, etc.

2. Cultura, cultura y…más cultura

No sé a vosotros pero a mí me chirría un poco que los únicos estilos de música que los niños de ahora escuchan son el trap y el famoso reggaeton. El reggaeton no hace falta explicarlo ¿no?: letras simples, machistas y obscenas. El trap es un género que mezcla hip hop y música electrónica. No tengo nada en contra de ellos, sin embargo, el trap en sí es lo peor de lo peor. Musicalmente hablando es un cero a la izquierda y las letras…mejor ni escucharlas. Si no habéis tenido nunca el gusto de escuchar nada de trap, ahora es el momento. Aquí tenéis el hit más digno que he podido encontrar. Es una canción que compuso la revista Playground que se ha hecho híper viral, con casi 8 millones de visualizaciones.

Mami, yo soi guapa? Ridículo ¿no?

En contra a la corriente simplista que desgraciadamente viven nuestros hijos, tocar la guitarra les abrirá todo un mundo de estilos mucho más enriquecedores. Podrán conocer a los grandes guitarristas y compositores del siglo XX: ¿qué tal un poco de folk y poesía de la mano de Bob Dylan? o ¿el rock de los Beatles?, blues, reggae, country, funk o jazz son los muchos estilos que llegará a apreciar tocando la guitarra. Es cierto que no es necesario irse al siglo pasado. Tenemos grandes grupos como Blind Pilot, Keane, Ed Sheeran, mis queridas hermanas suecas First Aid Kit consideradas las sucesoras de Simon & Garfunkel. Si queréis escuchar grandes grupos, os recomiendo un canal de covers en Youtube de unos hermanos que me encantan: Nathan and Eva.

3. Mejora la autoestima

Puesto que la música es un medio de expresión, también es un signo de una buena autoestima, pues el aprender a tocar la guitarra, les enseña a los niños y jóvenes a vencer el miedo y a asumir riesgos, aportándoles cierta seguridad y confianza en ellos mismos.

La música, por lo general, no se crea para quedársela para uno mismo, sino que se suele interpretar delante de un público (ya sea más o menos grande). Será necesario aprender a actuar delante de los demás y, por lo tanto, será necesario tener confianza en uno mismo a la hora de pisar el escenario. Los nervios siempre están presentes a la hora de actuar delante de la gente; no obstante, el saber cómo afrontarlos es parte de ser músico.

4. Un medio para expresar sentimientos

“La guitarra me ha ofrecido la capacidad de poder expresarme con el resto del mundo sin utilizar la palabra”. Paco de Lucía

La música y la guitarra se convertirán en un medio muy adecuado por el cual expresará sus sentimientos (tristeza, ira, alegría, etc.) y, a través de ellas, podrá controlarse y abrirse a los demás. Me viene a la memoria una anécdota de un amigo mío psiquiatra que me contaba de un paciente suyo, adolescente, que tenía mucha ansiedad. Le recomendó que tocara la guitarra como vía de escape ante la gran presión que sentía. Fue mano de santo.

5. Un hobbie para toda la vida.

Tocar la guitarra no requiere de estar en forma como los deportes. Una vez aprendido, si lo practica con frecuencia es, para toda la vida. Además, podrá aportar a los demás, cosa muy importante para que se valore y tenga una visión generosa de sus cualidades y esfuerzo. Podrá amenizar las reuniones familiares, montar un grupo con sus amigos y dar algún que otro concierto o, como he hecho alguna vez, irse al parque a ganar un dinerito, ante un público entregado. Por último, tendrá la oportunidad de desarrollar su creatividad, componiendo canciones, realizando pequeños cambios de estilo en ellas, incluyendo diversas técnicas, etc.

Cerramos este post con un coro que seguramente conocéis: se trata de Pentatonix. En 4 minutos muestran cómo ha sido la evolución de la música. Enjoy!

Pentatonix

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store